Desde la fundación del pueblo de Naranjito, el 3 de diciembre de 1824 y la proclamación del Santo Patrón de nuestro pueblo, San Miguel Arcángel, bajo la Administración Española, la población era católica y práctica; aunque siempre no dejó de haber el individuo que no llevaba a cabo las prácticas religiosas como era debido, por las distancias que había que recorrer hasta la parroquia. Este grupo de individuos, de católicos nominales, fue aumentando y siempre ha existido dentro de nuestro pueblo.

Sin embargo, hemos de notar que el protestantismo existía durante la dominación española. Esto es así, dado que el Hon. Alcalde de Naranjito en 1876, Señor Don Francisco Acosta, escribía al Hon. Gobernador para que se permitiera construir un cementerio aparte para los protestantes. Aunque en número menor, teníamos individuos pertenecientes a la religión protestante, de lo contrario no se hubiera escrito al Hon. Gobernador haciendo tal solicitud. Hay que recordar que muchos de los que vinieron huyendo de las Guerras de Independencia de las Repúblicas de Latinoamérica, no necesariamente tenían que ser católicos, por lo que aquí siempre llegó uno que otro de los que no abrazaban la religión católica. He aquí la razón que nos ha sido más aceptada.

No obstante, Naranjito ha mantenido, entre católicos prácticos y nominales, el mayor número de feligreses que en un tiempo pudo ser el 100 por ciento y en la actualidad fluctúa entre un 80 y un 85 por ciento de la población total. Hoy día hay una gran cantidad de nuevas sectas religiosas que sobrepasan los treinta recintos, con una iglesia satánica, localizada entre los pueblos de Naranjito y Corozal, entre los sectores de Cedro Abajo y Palos Blancos. La secta Mormónica es una de las últimas de ingreso a la comunidad de Naranjito.

El modo explicativo que hemos encontrado para poder conocer el porqué de tantas religiones, no ha sido fácil de explicar. A partir de la década del veinte del pasado siglo se iniciaron las migraciones a Estados Unidos y a otros pueblos de la Isla. A partir de ese momento, aquellos que tuvieron contacto con otras religiones y les sirvieron en los momentos que necesitaron, si no eran católicos prácticos y se habían enfriado en la religión de sus padres, aceptaron la nueva sin mayor problema. Al regresar a nustro pueblo buscaron adeptos para su causa y siempre las redes algo captan. Así pasando el tiempo, nos encontramos con que somos uno de los pueblos con más sectas religiosas en la isla.

Iglesia Católica

Al conseguir el establecimiento de la Parroquia San Miguel Arcángel de Naranjito para fundarse el pueblo, el 3 de diciembre de 1824, por el Hon. Don Braulio de Morales Santiago, las razones dadas en ese entonces fueron las de las distancias que había que recorrer para poder cumplir con los sacramentos. Se decía que había alrededor de tres leguas para poder llegar a la parroquia de Toa Alta, a la cual pertenecíamos, por caminos que en tiempos de lluvia eran intransitables y las corrientes de agua crecidas que había que cruzar.

El otorgamiento de fundación y de establecimiento de una parroquia, no quería decir que ya no teníamos que ir hasta Toa Alta para cumplir con los preceptos de ir a misa todos los domingos y recibir la comunión, como era el deseo de los residentes. Había que continuar viajando hasta la parroquia de Toa Alta hasta tanto se construyera el edificio donde iba a estar ubicada la Iglesia de San Miguel Arcángel de Naranjito.

Antes de que todo esto pudiera suceder había que organizar el cabildo, marcar sus límites y construir las casas a utilizarse para la Administración del mismo. Había que llevar a cabo la prestación de servicios de acuerdo a lo estipulado para los cabildos en las Leyes de Indias, leyes por las cuales nos gobernábamos. Había que conseguir y nombrar unos ayudantes para el alcalde que fueran de su confianza y que pudieran ayudarle en la organización de las funciones propias de éste como Alcalde. La tarea a llevar a cabo era de titanes. No era tarea de un día ni de dos, ni de una semana, ni de un mes, ni de un año. En las condiciones y situaciones de aquellos tiempos les tomó siete años el tener terminada la Iglesia. “El libro Primero Parroquial de Bautismos de Blancos de la Parroquia de San Miguel Arcángel del Naranjito,” da comienzo el 15 de marzo de 1831. La primera persona bautizada fue José de la Presentación, nacido el día dos de noviembre del 1830, bautizado el quince de marzo de 1831; hijo legítimo de Juan de Rivera y María Dolores Tañon apadrinado por Fermín de Rivera y María Roque y bautizado por el presbítero, Don José Bruno, como cura rector. Nótese que al momento de sucederse estos hechos, la esclavitud no había sido abolida y esta tardó cuarenta años más, por lo que había la separación en las inscripciones de blancos y de negros. La discriminación era rampante. Aunque el sacerdote debía oficiar en ambas ceremonias, las que se entiende se llevaban en forma separada. No es hasta el 22 de marzo de 1873 que se da la libertad a los esclavos, en que cambia la forma de asentamientos en los libros de registro en la Iglesia, no importando el color y la raza, todas estarían en el mismo folio y libro.

La primera Iglesia era de madera techada de tejas de barro y yaguas, como lo era la Casa del Rey o Alcaldía. Esta debió ser rehecha en varias ocasiones debido a los huracanes. Volvió a ser destruida por el terrible huracán, del 16 de agosto de 1899, San Ciriaco, que volvió a dejar al pueblo sin Iglesia. No es hasta el 1908 que se terminó con la construcción de la nueva Iglesia, construida en cemento armado. La feligresía ayudó en la construcción de ésta, cargando piedras del río, al igual que los niños que estaban en la escuela, que en sus ratos libres cargaban piedras del río para la Iglesia. A este edificio se le reconstruyó en varias ocasiones para corregir grietas y filtraciones en el techo y se le hizo el campanario, el último que tenía. Cuando se planificó para reconstruir ésta, para la expansión de la misma, debido al aumento de la feligresía, no se hizo la reconstrucción, sino que se destruyó, porque de acuerdo a estudios ésta no aguantaría el trabajo que se llevaría a cabo. Además, la Autoridad de Permisos de Construcción, ARPE, no la aprobaría. Sin embargo, nuestro pueblo continúa sin entender, pero esto con el tiempo pasa. Hoy día el pueblo está muy contento con la construcción nueva y muy agradecido con el Revdo. Padre Hipólito Torres (Padre Polo).

El día veinticinco de diciembre de 1997 se bendijo el nuevo templo donde ubica la Iglesia de San Miguel Arcángel de Naranjito. Los Obispos de la Diócesis de Caguas, Monseñores Corrada del Río y Enrique Hernández y nuestro Hermín Negrón, Obispo Auxiliar de la Diócesis de San Juan, Puerto Rico, llevaron a cabo una imponente ceremonia, con misa cantada y bendición apostólica, que duró tres horas. La Iglesia en su interior es muy bella y tiene siete vigas terminando en la pared del lado norte, donde aparecen los vitrales de los patronos de las siete capillas, correspondientes a los siete barrios del pueblo. Estas siete vigas en forma de abanico, tienen su inicio en el Altar Mayor, representando la Iglesia Parroquial del pueblo, San Miguel Arcángel. Casi todas las oficinas están ubicadas en el segundo piso con un balcón que va desde un extremo a otro de la Iglesia y que sirve para acomodar la feligresía que no cabe en la primera planta para oir misa en casos de días festivos extraordinarios. El edificio es un tipo de guarnición española de los habidos el siglo XIX, fuera de la estética de nuestro pueblo, pero muy hermoso, tanto en su exterior como su interior y que tendremos por largos años por venir y al que hemos de cuidar de los vándalos que merodean por todas partes haciendo daño a todo lo que encuentran. Este es nuestro patrimonio y somos responsables de que permanezca a través del tiempo en toda su nitidez y hermosura.

Con el crecimiento de la población y de la feligresía se han ido construyendo Capillas en todos los barrios, donde se ofrecen todos los servicios religiosos comunitarios a la población cercana a la Capilla.
Capillas Católicas:
•Capilla La Milagrosa Bo. Anones
•Capilla Sagrado Corazón Bo. Achiote
•Capilla San José Bo. Cedro Abajo
•Capilla La Monserate Bo. Guadiana
•Capilla San Judas Tadeo Bo. Lomas Sector Vallés
•Capilla Nuestra Señora del Carmen Bo. Lomas Sector García
•Capilla Santa Rosa de Lima Bo. Nuevo
•Capilla San Vicente de Paúl Bo. Nuevo Sector Hevia
•Capilla San Antonio Bo. Cedro Arriba
•Capilla María Auxiliadora Bo. Cedro Arriba Feijóo

Es de notar que hace algunos años se hizo una nueva parroquia, San Andrés. Esta está en terrenos pertenecientes a tres pueblos a saber: Comerío (Barrio Palomas), Barranquitas (Barrio Quebradillas) y Naranjito (Barrio Cedro Arriba). Esto ha ocasionado malestar dentro de la feligresía por sentirse separada de lo que estaban acostumbrados. Como hemos dicho anteriormente, la gente tiene miedo a los cambios, pero a la larga aceptan éstos según van acostumbrándose a ellos.

Donde ha habido malestar entre ambas parroquias ha sido con la Festividad de San Antonio. Esta es una tradición que el pueblo de Naranjito ha conservado por más de cien años. Continuamos insistiendo que ésta es tradición nuestra y que debemos conservarla en la Parroquia San Miguel Arcángel, sin interrupciones, como patrimonio cultural nuestro.
Naranjito ha sido y es un pueblo que siempre ha tenido una fe religiosa muy grande y, no ha mucho, éramos el pueblo más religioso de toda la isla. Muestra de esto lo son el número de sacerdotes que actualmente tenemos y otros religiosos y religiosas que sirven aquí y en otros pueblos de la isla.
Dentro de las organizaciones piadosas de nuestra comunidad católica encontramos que han surgido unas nuevas y desaparecido otras. Las más conocidas aquí y en toda la isla, eran las organizaciones del Santo Nombre y las Hijas de maría. Estas dos organizaciones, que en un tiempo eran las más importantes y numerosas de nuestra parroquia, han desaparecido dando paso a otras de más actualidad con los cambios que se van sucediendo dentro de la Iglesia. Otra de estas organizaciones que ya no tenemos es la de las Conviventes. Sólo nos quedan cuatro de las primeras a las que se les han sumado otras seis nuevas organizaciones.

Entre las organizaciones de la iglesia que tienen un mayor impacto, está la de los Vicentinos. Estas son personas que, en forma desinteresada y voluntaria, aceptan donaciones de dinero, alimentos y ropa de casa y de personas, así como de equipo para casas. Estos son distribuidos entre aquellas personas necesitadas por casos de emergencia en la comunidad. Los casos son estudiados por un comité que visita al individuo ó individuos en su hogar o en casa de un familiar y si cualifica, dentro de los parámetros establecidos por la Organización, le hacen llegar una compra de alimentos o aquello que más necesidad tiene la familia. Estos actúan como lo hace la Cruz Roja en un caso de emergencia. Estos se comunican con las Agencias pertinentes en busca de los auxilios y refieren a las personas hasta allí. Las visitas a los necesitados son hechas en los más recónditos sectores de Naranjito, luego de ser referidos a éstos. Hay que hacer un reconocimiento público a estos individuos que llevan a cabo unos servicios tan valiosos dentro de nuestra comunidad, sin ningún interés personal porque se les reconozca el trabajo que hacen. Entre ellos podemos mencionar, a vuelo de pájaro, a los hermanos Lida, Angel y Rosaura Morales y sus cónyuges Lorenzo Matos, Josefina Oyola y el magnánimo Juan Santiago, cuya labor es extraordinaria. Queremos también, hacer llegar a todos los Vicentinos nuestro reconocimiento y solicitar se nos excuse por no saber sus nombres y no poder publicarlos como hubiese sido nuestro deseo, a todos, muchas gracias. ¡En hora buena! Que Dios les dé muchos años de vida en tan noble causa y servicios a esta comunidad de Naranjito.

Iglesia Evangelica Cristiana

Para el tiempo de la dominación española y luego de la fundación del pueblo, la religión existente era la católica. Aunque pensemos en forma distinta, debemos entender que cuando hablamos, por lo regular generalizamos. Sin embargo, al hacer estas generalizaciones encontradas que no todo tiene que ser tal o cual cosa. Hay unos individuos no creyentes, ni en ellos mismos, que llamamos ateos. Estos son los que niegan la existencia de Dios, aunque cuando se enferman y sienten un dolor agudo y profundo claman de inmediato por El. Hay otros que no están de acuerdo con ciertas creencias, que difieren con su forma de ser y de pensar y se mantienen alejados de cualquier religión u organización que practique experiencias religiosas.

Sirve esta explicación para entender, aunque generalizamos, al decir que la única religión era la católica durante la dominación española, encontramos que hay una aparente contradicción en esta aseveración. La religión Católica era la religión del Estado. Todo se hacía partiendo de la forma que la Iglesia indicara, es por esta razón que tuviéramos la inquisición en América. Sin embargo, si no hubiese habido Protestantes, como siempre hemos llamado los Católicos a los que difieren de nuestra religión, entonces, ¿Por qué el Alcalde de Naranjito, el Hon. Don Francisco Acosta, escribió al Hon. Gobernador solicitando permiso para la construcción de un cementerio particular para los protestantes de la comunidad? Esto nos demuestra que la evangelización e introducción en la isla y en este caso en Naranjito, desde hacía tiempo, durante la dominación española, había creyentes en otras religiones protestantes que estaban fuera de la Católica.

Es posible que personas que huían de las islas Británicas cercanas, cuya religión era protestante, entrarán sin mayor tropiezo a la isla y llegarán hasta éste, nuestro pueblo y se establecieron aquí. Es posible también, que estuviesen practicando su religión y fuera del conocimiento público y se permitiera la práctica de la religión protestante, aunque estuviese vedada por las Autoridades Españolas. Lo cierto es que no fue con la llegada de los americanos, aunque ya había la influencia de éstos, que se inician las prácticas religiosas del protestantismo en Puerto Rico y aquí en Naranjito. En 1911 se establece la primera Iglesia Presbiteriana en Naranjito; una humilde construcción de madera. Esta y una que había en el salto de Comerío, eran pastoreadas por el mismo Reverendo. La misma tenía una matrícula muy escasa y así estuvo hasta que esta misma capilla fue utilizada por el cambio a la Iglesia Discípulos de Cristo, por el Revdo. Don Carmelo Álvarez. El Revdo. Don Carmelo Álvarez, hombre dinámico y de convicciones religiosas muy arraigadas, no tardó en aumentar la matrícula de esta Iglesia Evangélica. Su modo de expresión y su repetición constante de los Hechos de los Apóstoles y la Biblia, consiguieron que personas que no eran unos católicos prácticos, que estaban separados de la Iglesia, de sus preceptos y mandamientos, encontraron una forma aceptable, para ellos una nueva religión en la que se les estaba predicando. El ser humano necesitaba de estímulo constante para poder hacer una vida que llene sus expectativas, de forma tal, que se sienta útil a sí mismo y a su prójimo. Si esto no ocurre, el hombre vive como en una obscuridad, vacío, sin una esperanza, sin importarle nada de lo que está a su alrededor. La prédica religiosa constante, en donde, el hombre escucha la palabra sencilla y explicativa de las cosas divinas que desconoce, les hizo fácil e interesante a los oídos el entender a su manera lo que hasta él llegaba. Recordemos que el grado de escolaridad de esos tiempos y la forma en que la Iglesia Católica llevaba su prédica, eran campo fértil para la conversión al protestantismo. En esta Iglesia Católica de esos tiempos, los servicios religiosos estaban concentrados dentro de la Iglesia y dependía y confiaba que el catecismo y los preceptos fueran enseñados por los padres en el hogar. Lo cierto era que la gente vivía en una compleja ignorancia de su religión. La feligresía no leía la Biblia y todo cuando sabía de religión era lo que repetía como el “papagayo”.

Aquellos que iban a misa, entraban y salían de la Iglesia vacíos, sin conocer lo que había pasado allí, porque la misa era en latín. No sabían su propio idioma bien, menos iban a entender lo que el Padre había dicho, a no ser que la prédica o la Homilía, que en la mayor de las veces era la crítica a la forma de expresión diaria del hombre, en todos los sentidos de la palabra. El comportamiento del hombre en el hogar y fuera de éste, eran los temas predilectos de los sacerdotes. Los cambios surgidos dentro de la Iglesia Católica son consecuencias directas de la propaganda religiosa llevaba a cabo por la religión de los feligreses. Todavía, a pesar de la gran cantidad de iglesias que han proliferado en nuestro pueblo, sigue habiendo campo fértil para la enseñanza religiosa, no importando de donde venga. Creemos fervientemente que nuestra juventud esquiva la enseñanza religiosa porque en el hogar, que es donde se espera se enseñen los principios religiosos y de moral, no lo hacen. Tan pronto los jóvenes, hombres y mujeres llegan a la pubertad se alejan de todo lo que signifique religión, y aquí generalizamos. Los medios de comunicación modernos, en donde el joven pasa una gran cantidad de horas viendo televisión o pegado al teléfono y en otras ocasiones con sus amigos en juegos, no queda campo para la religión. Si los padres no interfieren para que no ocurra, la situación empeoraría día a día. Somos los criadores y creadores de nuestras propias circunstancias y por lo tanto, dependerá de nosotros mismos de que se ocurran los cambios y los acercamientos a nuestra juventud en la búsqueda de soluciones encaminadas a cambiar la problemática actual. La multiplicidad de las iglesias se debe a la intención de llegar a todos o el interés personal de algunos de los fundadores y en tercer lugar por riñas internas que hacen posible las divisiones y el separatismo. Cuando reinventemos los eventos que se han sucedido a través de nuestra historia, los valores han de cambiar para que estén acordes con nuestro modo de pensar. Esto nos encamina a los prejuicios que están latentes en nuestro interior y que brotarán hacia la superficie en forma indeterminada.
Podemos recordar, en nuestra juventud y en nuestra niñez, que se nos prohibía mirar hacia donde estaba la Iglesia Protestante. Se nos decía que esto era pecado. La ignorancia religiosa en estos casos venía acompañada de los prejuicios. Nosotros, sin querer, veníamos recibiendo una imagen errónea de una realidad y copiábamos el prejuicio que luego, en un momento dado, salía a relucir. Sin embargo, cuando con el “rabo del ojo”, mirábamos hacia la Iglesia Protestante, alcanzábamos a ver unos compañeros de clase y de juegos de la escuela, continuábamos con la amistad que habíamos logrado sin la presencia de nuestros mayores. Dios obra de mil maneras para hacernos entender que somos los adultos, las personas que llevan consigo los prejuicios y los transmiten a los menores. Hoy día hubiésemos tenido que andar con “gríngolas” puestas para evitar mirar hacia iglesias distintas a las que nosotros asistimos. En la búsqueda de lograr llegar al encuentro de nuestro Creador, el hombre ha ido caminando a tientas. La debilidad interior que con ella con él lleva, le hará caer y arrastrarse o le hará levantarse y caminar con pie firme hacia las metas que se ha propuesto seguir. A esto llamamos entereza de carácter. Pero no todos somos iguales y volvemos a caer y arrastrarnos o en otras palabras, seguiremos por el camino del pecado. Unos han utilizado el medio de cambiar de religión para poder satisfacer su ego, pero, a otros le ha servido para enderezar sus pasos.

Si de estas religiones o sectas copiásemos aquellos aspectos aceptables a nuestros intereses, por creer que nos ayudarían a modificar nuestra forma de ser, sin que esto indique una forma de cambio de religión, estaríamos moldeándonos hacia una forma de vida más útil al servicio de Dios. Un ejemplo lo es la participación de los padres en todas las actividades de sus hijos: si van a la escuela, estarán visitando ésta a diario; si van al parque para jugar, allí estarán ellos también; si van de paseo van con ellos. La participación activa de los padres dentro de la vida de sus hijos, evitaría la problemática actual de drogas y otros vicios, así como las lacras sociales que nos aquejan. Esto lo debíamos hacer todos. Sin embargo, hay una secta que es normativo de ella este tipo de comportamiento. ¿No cree usted, amigo lector, que esto es prejuicio? ¿No cree usted que esto debe ser normativo de todos y cada uno de nosotros seamos de la secta o religión que sea? Es tiempo de que empecemos a ver la parte positiva de la educación y que inculquemos los valores que han sido antepuestos a las realidades de nuestra sociedad actual. En la parte alta de la década del cuarenta, aún había una sola Iglesia Evangélica o Protestante en nuestro pueblo y una en el Barrio Cedro Arriba: Discípulos de Cristo. Esta última, inició en el 1918. Este año cumple ochenta años de fundada. Esta ha sido un centro de convivencia espiritual que ha ayudado y producido un gran número de profesionales en todos los campos del saber y sigue siendo centro de ayuda espiritual para su feligresía. Para completar la lista que a continuación hemos de incluir, aparece recientemente una “iglesia satánica” en nuestro pueblo. Esta va dirigida a los jóvenes y se dice que la matricula va aumentando. Estas iglesias satánicas tienen sus orígenes en los negros de los países de Haití, Brasil y en el sur de los Estado Unidos. Parte de su culto está en sacrificar animales en sus servicios y la invocación de Satanás para pedir ayudas pecuniarias de un magnate norteamericano creyente de este culto. En el sur de los Estados Unidos hay grupos que se dedican a llevar estos ritos a otros lugares para su propagación y por los dineros que envían desde su base es que logran conseguir adeptos. Además, tenemos desde hace varios años a los Mormones. Estos no han progresado mucho, pero cuentan con sitios de reunión en nuestro pueblo. Jóvenes bien vestidos y con una facilidad de expresión, visitan los hogares y paran en la calle a todo el que presta atención para exponerles sus creencias religiosas. Son muy parecidos en su forma de acercamiento a los Testigos de Jehová, a los que muchos llaman “Atalayas”. Tienen a flor de labio una sonrisa y una gran amabilidad y afecto hacia entrevistados. Son muy convincentes. Aquí, estos movimientos no tienen mayor alcance por ser desconocidos y por el temor de los naranjiteños al cambio, al que somos reacios.

Hoy día Naranjito cuenta con 28 iglesias protestantes y 11 católicas, siendo la Iglesia Católica la que tiene el mayor número de feligreses, prácticos y nominales. Además de estas religiones y sectas reconocidas están aquellos grupos que practican ritos que no son aceptados por éstas, como lo son los llamados espiritistas.•

Iglesias Evangélicas Cristianas:
Bo. Anones:
•Discípulos de Cristo
•Pentecostal Movimiento Mundial
•Pentecostal
•Testigos de Jehová
Bo. Achiote:
•Pentecostal
Bo. Cedro Abajo
•Bautista
•Discípulos de Cristo
•Pentecostal
•Adventista del Séptimo Día
•Fuente de Agua Viva
Bo. Lomas:
•Pentecostal
•Evangélica
•Misionera Evangélica
•Mission Board
•Testigos de Jehová
Bo. Cedro Arriba
•Discípulos de Cristo
•Discípulos de Cristo
Bo. Nuevo
•Pentecostal
•Refugio Eterno
•Pentecostal Movimiento Mundial
Bo. Guadiana
•Pentecostal
•Discípulos de Cristo
Pueblo
•Discípulos de Cristo
•Pentecostal
•Pentecostal
•Pentecostal
•Mormones