La Oficina del Alcalde es responsable de organizar, dirigir y supervisar todas las funciones y actividades administrativas del municipio.

Coordina los servicios municipales entre sí, para asegurar su prestación de forma integral y adecuada. Promulga y publica las reglas y reglamentos municipales.

Cumple y hace cumplir las ordenanzas, resoluciones, reglamentos y disposiciones municipales debidamente aprobadas.

Representa al municipio en actos oficiales, comunitarios, cívicos, culturales, deportivos, o en cualquier otro acto, evento o actividad de interés público en y fuera de Puerto Rico.

Administra la propiedad mueble e inmueble del municipio de conformidad a las disposiciones de ley, ordenanzas y reglamentos aplicables, así como los bienes de dominio público que la ley le asigna su custodia.

Realiza de acuerdo a la ley todas las gestiones necesarias, para ejecutar las funciones y facultades municipales con relación a obras públicas y servicios de todos los tipos y de cualquier naturaleza.

Prepara el proyecto de resolución del presupuesto general de gastos de funcionamiento del municipio, según dispone la ley. Administra el presupuesto general de gastos de la Rama Ejecutiva.

Promulga estado de emergencia, mediante orden ejecutiva, en la cual consten los hechos que provoquen la emergencia y las medidas que se tomarán para gestionar y disponer los recursos necesarios, inmediatos y esenciales a los ciudadanos.

Otras funciones son de carácter administrativo.