El himno del pueblo de Naranjito es representado por la canción del mismo nombre, Naranjito. Esta canción es una oda escrita por el licenciado José Archilla Cabrera, farmacéutico y poeta naranjiteño fallecido en diciembre de 1958. La composición musical estuvo en las manos de Don Paquito López Cruz, quien fue un gran profesor y compositor naranjiteño. La gran mayoría de los poemas de Archilla fueron creados en Naranjito, que era su “pedacito de patria”. Este fue el pueblo que escogió para vivir y trabajar cuando regresó de los Estados Unidos donde se graduó de farmacéutico en Angola, Indiana en el 1914. Sus rimas eran cargadas de toda la bondad y ternura de su corazón. Muchas de ellas tienen el amor y la dulzura del hogar. Algunos de sus poemas llevan un sentimiento de admiración y reconocimiento al intelecto de ilustres del ambiente literario y político del Puerto Rico contemporáneo.

Himno

Naranjito, es mi hogar predilecto
de Borinquen un plácido Edén
mis cariños por ti son eternos
porque tú eres el alma del bien
En un valle profundo reposas
del Guadiana el eterno rumor,
te circunda preciosas colinas
y te mira del cielo el Señor
Que me importan las grandes ciudades
si allí imperan el vicio y maldad
en ti luce la sana costumbre
en ti brilla la santa hermandad
Eres culto, la Diosa Minerva
da su ciencia profusa por ti,
por la Esteves, también Teresita,
que se yerguen triunfantes aquí.
Dios bendiga los sabios mentores
que difunden contentos la luz,
y nos dan los consejos más puros,
son los Cristos que llevan la cruz.
Cuando cese mi vida, yo ansío,
pueblo amado, un humilde rincón
donde pueda dormir al regazo
de mi tierra que hallara Colón.